0% cargado
13 octubre, 2017

DELITO DE AMENAZAS DE TIPO LEVE

El delito de amenazas leves es un subtipo de amenazas que regula nuestro Código Penal y que vamos a tratar de explicar en este artículo, comenzando por dar una definición jurídico-penal de las amenazas.

 

Definición

Según la Real Academia Española amenazar es la acción de “dar a entender con actos o palabras que se quiere hacer algún mal a alguien”. Pero desarrollando un poco más este concepto  con una visión más jurídico-penal, podemos decir que se entiende por amenazas la acción de externalizar de forma consciente un mal futuro, determinado y posible, con la intención de crear en otra persona o personas una sensación de intranquilidad y/o temor, pero sin causar un daño físico.

La victima que recibe las amenazas debe sentir una sensación por la posibilidad real de que se produzca un daño contra ella o contra personas con una íntima relación.

 

Tipo Penal

Tras la supresión de las faltas, este tipo penal ha pasado a encuadrarse dentro de los denominados delitos leves. En este caso, podemos dirigirnos al apartado 7 del artículo 171 del Código Penal, que regula las amenazas leves como “el que de modo leve amenace a otro será castigado con la pena de multa de uno a tres meses”, anunciándonos también que “este hecho sólo será perseguible mediante denuncia de la persona agraviada o de su representante legal”.

Pero una nota específica en cuanto al castigo de este delito, es que divide los sujetos pasivos en dos grupos, diferenciando dos tipos de penas según el sujeto pasivo se encuadre en uno u otro.

El primero de los grupos podemos denominarlo genérico, que sería el que regula el primer apartado, citado en el primer párrafo de este punto, y el segundo de los grupos es el de los familiares o cónyuges.

Respecto a las amenazas que se realizan al segundo de los grupos planteados, el Código Penal estipula como pena “la localización permanente de cinco a treinta días, siempre en domicilio diferente y alejado del de la víctima, o trabajos en beneficio de la comunidad de cinco a treinta días, o multa de uno a cuatro meses”, esta última, la de pena multa, sólo será de aplicación cuando la víctima sea la esposa o novia del sujeto activo, o sean descendientes, ascendientes o hermanos de este.  En este tipo de grupo, no será necesaria la denuncia de la persona agraviada o de su representante legal para perseguir el delito.

 

abogado penalista amenazas

 

Juicio por amenazas leves

Al tratarse de un delito leve, la regulación procesal nos la da la Ley de Enjuiciamiento Criminal en el LIBRO VI denominado “Del procedimiento para el juicio sobre delitos leves”. Por lo que un juicio por este tipo seguirá, de forma aproximada, el siguiente esquema:

Primero se recibirá denuncia del ofendido o notica de la comisión, según quien sea la víctima. Será necesario que el autor quede identificado. Con esto, se confeccionará el correspondiente Atestado Policial.

Tras esto, se dará ofrecimiento de acciones y derechos a las partes afectadas, siendo preceptivo el abogado en caso de que la pena multa no exceda de 6 meses.

Seguidamente, se procederá a las citaciones ante el Juzgado de Guardia, que decidirá sobre la inmediata celebración del juicio si es posible.

Finalmente, en caso de que no sea sobresea y archive el proceso, tendrá lugar la celebración del juicio oral. A este acto acudirá el Fiscal si fuera citado, aunque su asistencia no es necesaria en delitos que requieren denuncia del ofendido para su perseguibilidad. El desarrollo del juicio oral deberá seguir, de forma aproximada, el siguiente orden:

  1. Lectura de la denuncia
  2. Se oye al denunciante y/o perjudicado.
  3. Práctica de las pruebas propuestas por el denunciante y el Ministerio Fiscal, si asiste.
  4. Se oirá al denunciado.
  5. Se practican las pruebas propuestas por la parte denunciada
  6. Emisión de los informes finales de las partes.

Aunque en la práctica el orden más práctico suele ser: lectura de denuncia, se oye al denunciante y al denunciado, se practican las pruebas de la parte denunciante y denunciada, y se finaliza con el informe de las partes.

 

Antecedentes

Aunque estemos hablando de un tipo de delito leve, que anteriormente podría calificarse como falta, con la respectiva ausencia de antecedentes penales para el condenado por su comisión, desde la reforma del 1 de julio de 2015, al calificarse como delito, conllevarán antecedentes penales. Por lo que, los condenados, de forma firme, como autores de un delito de amenazas leves, deben saber que su condena se inscribirá en el Registro Central de Penados.

 

Eduardo Avilés Aranda. Abogado en Certérum Abogados

 

¿Compartimos?
Volver al blog
Suscríbete a nuestro boletín de noticias

Si quieres estar al día de noticias relacionadas con el despacho y el sector de la abogacía, suscríbete a nuestro boletín de noticias.

Certerum Abogados le informa que los datos de carácter personal que nos proporcione al completar el presente formulario serán tratados por el responsable de esta Web. La finalidad de la recogida de los datos personales solicitados es poder enviarle nuestras publicaciones sobre servicios, novedades jurídicas o artículos de nuestro blog. Para conocer los detalles de responsabilidad, almacenamiento, ejercicio de derechos y demás información sobre la protección acceda a nuestra política de privacidad

Suscríbete

4 respuestas a “DELITO DE AMENAZAS DE TIPO LEVE”

  1. Angels dice:

    Buenas tardes, una pregunta :
    Cuando el denunciado está diagnósticado con una enfermedad mental, la única amenaza es una carta en el buzón identificándose y sin haber agresión, ni vinculación con la víctima, qué consecuencias puede tener el acusado, acudien doncs a juicio con un informe médico .
    Muchas gracias.

  2. Jefferson Trujillo dice:

    Buenas tardes tengo una inquietud una persona me amenazó con palabras (le puede salir caro) y otras palabras soeses tiene castigo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2018 Certerum Abogados. Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Hecho con por bilnea