0% cargado
30 agosto, 2018

LA DESHEREDACIÓN (PARTE I)

¿Te has planteado desheredar a alguien? ¿Te han desheredado y no sabes si ha sido legal? En este artículo nuestra abogada especialista en Herencias y Sucesiones nos cuenta los pormenores de toda esta figura jurídica.

LA DESHEREDACIÓN

La gran mayoría de causas por las que puede darse la desheredación sucesoria son parecidas en el derecho común y en el resto de territorios. En nuestro Código Civil, queda especificado en el artículo 848:

La desheredación sólo podrá tener lugar por alguna de las causas que expresamente señala la ley.”

En el Código civil la desheredación queda definida como “la disposición testamentaria por la que el causante priva al legitimario de su carácter de tal y de su porción legitimaria, en virtud de una de las causas establecidas taxativamente por la Ley”.  Las causas que contempla la ley son causas muy graves, como por ejemplo:

  • Atentar contra su vida.
  • Ejercer amenazas o violencia en el testamento.
  • Negación sin motivo del derecho de alimentos.
  • El maltrato tanto físico como psíquico.
  • Las injurias y calumnias al difunto o denuncia falsa.

Y aun así en ciertos casos prevé la rehabilitación de este derecho si el fallecido perdona al difunto en escritura pública, se reconcilia o dispone a su favor, aun conociendo lo anterior dicho. Para introducirnos en este tema tenemos que tener claros algunos conceptos.

Por un lado, entendemos por desheredación aquella disposición testamentaria por la que se despoja a un heredero forzoso de su derecho a la legítima, por una justa causa establecida por la Ley; y por otro lado, tenemos que tener claro el significado de la legítima, el cual es aquella parte de la herencia de la que el testador (persona que hace el testamento) no puede disponer por estar reservada por ley a determinados herederos, llamados por ello herederos forzosos.

Es fundamental que la causa de desheredación aparezca de forma detallada en el testamento, tal y como se especifica en el artículo 849 del Código Civil:

La desheredación sólo podrá hacerse en testamento, expresando en él la causa legal en que se funde.”

Y que esté justificada la desheredación porque se dé alguna de las causas que aparecen establecidas en el Código Civil, dejándose pruebas suficientes de la misma para que así el heredero pueda demostrar la causa de desheredación, si tras el fallecimiento, el legitimario reclamase su legítima, como se especifica en el artículo 850 Código Civil:

“La prueba de ser cierta la causa de la desheredación corresponderá a los herederos del testador si el desheredado la negare.”

 

¿PODEMOS DESHEREDAR A NUESTROS HIJOS?

Surgen diversas dudas sobre cómo podemos desheredar a un hijo, no podemos hacerlo por relacionarse con gente que no nos gusta, no sacar buenas notas, ser pareja de alguien que no nos agrada o por otros motivos de esa clase. Los casos en los que podemos desheredar a un hijo, privándole de su legítima son por causas muy graves.

Entendemos por desheredación la acción de privar de la legítima a un heredero forzoso, haciéndose constar en el testamento la causa por la que se le deshereda.

Las causas por las que se puede desheredar a los hijos están establecidas en el Código Civil en su artículo 853, el cual estable que son justas causas de desheredación:

- Haber negado, sin motivo legítimo, los alimentos al padre o ascendiente que le deshereda.

- Haberle maltratado de obra o injuriado gravemente de palabra.

También encontramos las causas de incapacidad por indignidad, entendiéndose por indignos para poder suceder: aquellos  padres que abandonen y corrompan a sus hijos, el condenado por atentar contra la vida del testador, su esposa, ascendientes o descendientes, el que obligue al testador a hacer o cambiar su testamento con amenaza, fraude o violencia, los herederos de un discapacitado que no le prestaran atenciones en vida, el que altere u ocultare un testamento posterior o el que acusare al testador de forma calumniosa, entre otros. La causa de incapacidad por indignidad se encuentra regulada en el artículo 756  referido a los hijos y descendientes, y dice así:

“Son incapaces de suceder por causa de indignidad:

1.º El que fuera condenado por sentencia firme por haber atentado contra la vida, o a pena grave por haber causado lesiones o por haber ejercido habitualmente violencia física o psíquica en el ámbito familiar al causante, su cónyuge, persona a la que esté unida por análoga relación de afectividad o alguno de sus descendientes o ascendientes.

2.º El que fuera condenado por sentencia firme por delitos contra la libertad, la integridad moral y la libertad e indemnidad sexual, si el ofendido es el causante, su cónyuge, la persona a la que esté unida por análoga relación de afectividad o alguno de sus descendientes o ascendientes.

Asimismo el condenado por sentencia firme a pena grave por haber cometido un delito contra los derechos y deberes familiares respecto de la herencia de la persona agraviada.

También el privado por resolución firme de la patria potestad, o removido del ejercicio de la tutela o acogimiento familiar de un menor o persona con la capacidad modificada judicialmente por causa que le sea imputable, respecto de la herencia del mismo.

3.º El que hubiese acusado al causante de delito para el que la ley señala pena grave, si es condenado por denuncia falsa.

4.º El heredero mayor de edad que, sabedor de la muerte violenta del testador, no la hubiese denunciado dentro de un mes a la justicia, cuando ésta no hubiera procedido ya de oficio.

Cesará esta prohibición en los casos en que, según la ley, no hay la obligación de acusar.

5.º El que, con amenaza, fraude o violencia, obligare al testador a hacer testamento o a cambiarlo.

6.º El que por iguales medios impidiere a otro hacer testamento, o revocar el que tuviese hecho, o suplantare, ocultare o alterare otro posterior.

7.º Tratándose de la sucesión de una persona con discapacidad, las personas con derecho a la herencia que no le hubieren prestado las atenciones debidas”.

Estas causas de indignidad dejan de surtir efectos si el testador las conocía al tiempo de hacer testamento, o si habiéndolas sabido después, las remitiere en documento público, tal y como se establece en el artículo 757 del Código Civil.

Los efectos que produce la acción de desheredación varían en función de si la desheredación ha sido justa o injusta. Ante estos dos escenarios encontramos:

  • Si la desheredación ha sido justa y se han cumplido los requisitos que se establecen legalmente:
  • El heredero pierde su condición de legitimario, privándole de su legítima.
  • Si el desheredado tuviera descendencia, está tendrá el derecho de representación ocupando su lugar en la herencia. Como establece el artículo 857 Código Civil al especificar:

“Los hijos o descendientes del desheredado ocuparán su lugar y conservarán los derechos de herederos forzosos respecto a la legítima.”

  • En el caso de que las donaciones que se hubieran recibido, no quedan revocadas por la desheredación, a menos que la acción que diera lugar a la desheredación sea de igual forma causa de revocación de la donación.
  • Si la desheredación ha sido injusta, no cumpliéndose los requisitos establecidos legalmente:
  • El desheredado puede ejecutar la acción de rescisión para la rescisión de lo ocasionado por la desheredación.
  • Con ello se le incluiría otra vez en el testamento.

Finalmente mencionar que aunque hubiera causa de desheredación, está no causaría efectos en estos supuestos:

  • cuando el causante no la hiciera valer.
  • cuando exista perdón por parte del causante al desheredado, en cuyo supuesto deberá existir prueba fehaciente del mismo.

 

Triana Guardiola Jiménez. Abogada especializada en tramitación y gestión de herencias.

 

 

 

 

 

¿Compartimos?
Volver al blog
Suscríbete a nuestro boletín de noticias

Si quieres estar al día de noticias relacionadas con el despacho y el sector de la abogacía, suscríbete a nuestro boletín de noticias.

Certerum Abogados le informa que los datos de carácter personal que nos proporcione al completar el presente formulario serán tratados por el responsable de esta Web. La finalidad de la recogida de los datos personales solicitados es poder enviarle nuestras publicaciones sobre servicios, novedades jurídicas o artículos de nuestro blog. Para conocer los detalles de responsabilidad, almacenamiento, ejercicio de derechos y demás información sobre la protección acceda a nuestra política de privacidad

Suscríbete

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2018 Certerum Abogados. Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Hecho con por bilnea