0% cargado
12 junio, 2019

¿Régimen de gananciales o separación de bienes?

¿Qué régimen matrimonial escogemos?

Cuando decidimos contraer matrimonio entramos en la tesitura de qué régimen económico escoger, y, aunque lo ideal es acudir a un abogado matrimonialista, no siempre lo tenemos a mano para consultarle sobre este tema tan importante. Resulta engorroso para la pareja hablar de dinero y más aún en el momento previo a casarse, ya que muchos pueden considerarlo como una prueba de desconfianza, incluso inapropiado y poco delicado de cara a esa nueva etapa. Pero es conveniente hacerlo, pues nadie tiene la certeza ni la seguridad de que vaya a ser para siempre, así que debemos hablarlo abiertamente, sin miedos y con la total confianza. Para la elección de uno u otro régimen matrimonial, vamos a ver en qué consiste cada uno.

 

¿En qué consiste la sociedad de gananciales?

En este régimen matrimonial cada uno de los cónyuges es propietario al cincuenta por ciento de las ganancias o beneficios que obtengan a partir del momento de contraer matrimonio, por lo cual, lo que tuvieran antes de contraer matrimonio, así como las herencias o donaciones que pueda recibir alguno de ellos tras la boda, no formarán parte de la sociedad de gananciales, serán privativos del beneficiario. Si es nuestra elección no deberemos hacer ningún trámite, ya que en nuestro sistema se aplica por defecto, a excepción de Cataluña, Baleares, Aragón, Navarra y Vizcaya, territorios que en esta materia no aplican el Código Civil por tener su normativa propia.

Dispone el Código Civil en su artículo 1344, “mediante la sociedad de gananciales se hacen comunes para los cónyuges las ganancias o beneficios obtenidos indistintamente por cualquiera de ellos, que les serán atribuidos por mitad al disolverse aquella.”

Pero, ¿qué bienes se consideran gananciales? Algunos de estos bienes se encuentran recogidos en  el artículo 1347 del Código Civil,

1.º Los obtenidos por el trabajo o la industria de cualquiera de los cónyuges.

2.º Los frutos, rentas o intereses que produzcan tanto los bienes privativos como los gananciales.

3.º Los adquiridos a título oneroso a costa del caudal común, bien se haga la adquisición para la comunidad, bien para uno solo de los esposos.

4.º Los adquiridos por derecho de retracto de carácter ganancial, aun cuando lo fueran con fondos privativos, en cuyo caso la sociedad será deudora del cónyuge por el valor satisfecho.

5.º Las Empresas y establecimientos fundados durante la vigencia de la sociedad por uno cualquiera de los cónyuges a expensas de los bienes comunes. Si a la formación de la Empresa o establecimiento concurren capital privativo y capital común, se aplicará lo dispuesto en el artículo 1.354.

Así pues, si al final se decantan por este régimen de gananciales y, deciden vender un bien o disponer de bienes en común, tienen que estar de acuerdo los dos. Por otro lado, a modo de ejemplo,  si de lo que hablamos es de una vivienda que heredo de mis padres, esta es privativa mía, sin embargo, si la alquilo, las rentas que perciba sí serán gananciales.

 

ganaciales o separación

 

¿ Y la separación de bienes?

En este régimen matrimonial, cada cónyuge mantiene su patrimonio de forma independiente, aplicado a diferencia de en los gananciales, a los bienes que se adquieran después del matrimonio. En consecuencia, todos los ingresos que se obtengan, procedan de sus bienes o trabajo, serán propios, no participando ninguno de ellos en las ganancias del otro, sin eximirlos de la obligación de contribuir a las cargas del matrimonio.

Si optamos por la separación de bienes es necesario otorgar capitulaciones matrimoniales, las cuales se realizarán ante notario en escritura pública y podrán ser modificadas.

Dispone el artículo 1437 del Código Civil, “En el régimen de separación pertenecerán a cada cónyuge los bienes que tuviese en el momento inicial del mismo y los que después adquiera por cualquier título. Asimismo corresponderá a cada uno la administración, goce y libre disposición de tales bienes. ”

Dado que no existe patrimonio común, en caso de divorcio no hay liquidación que realizar, siendo mucho más sencillo llegar a un acuerdo a todos los niveles. Sólo habrá que liquidar los bienes que el matrimonio haya comprado en común, y en el porcentaje que se haya pactado.

 

¿Me conviene hacer sociedad de gananciales o separación de bienes?

Dependerá de cada situación, por ejemplo, si hablamos de gananciales donde existe un negocio que por equis motivos va mal, los acreedores podrán ir contra los bienes del matrimonio porque las deudas también se comparten, si por el contrario, hablamos de separación de bienes encontrándonos en la misma situación, los acreedores únicamente podrán ir contra los bienes del deudor, no afectando al otro cónyuge.

 

Veamos algunas de las ventajas e inconvenientes de cada uno:

  • Ventajas e inconvenientes del régimen de gananciales

La ventaja más notoria que podemos encontrar aquí es la protección al cónyuge más débil, económicamente hablando, es decir, que se dedique a las labores del hogar o que su sueldo sea inferior, ya que en caso de separación o divorcio se quedaría con la mitad de todo.

Como inconveniente de la sociedad de gananciales, todo de ambos, es que las deudas también se comparten y por tanto responderían los dos, cosa que no tiene que ocurrir si se tiene buena comunicación y tanto uno como otro está al corriente de la economía familiar.

  • De la separación de bienes

En este, cada cónyuge posee el dominio y administración de sus bienes, incluidos frutos y rentas, no hay bienes comunes, por lo que da más libertad y, en caso de separación, la repartición es clara y más sencilla.

Resaltar que es conveniente hacerlo si uno de los cónyuges es empresario, ya que las deudas las contraerían los dos.

Como inconveniente, podríamos decir que los cónyuges no tienen obligación de informarse sobre su situación patrimonial personal, lo que puede dar lugar a “sorpresas” en cuanto a los bienes adquiridos durante el matrimonio.

 

En cualquier caso, podremos optar tanto por la separación de bienes como por los bienes gananciales durante el matrimonio, todo dependerá del caso concreto, lo que da lugar a que lo mejor sea recurrir al consejo de un abogado especializado en Derecho de Familia.

¿Compartimos?
Volver al blog
Suscríbete a nuestro boletín de noticias

Si quieres estar al día de noticias relacionadas con el despacho y el sector de la abogacía, suscríbete a nuestro boletín de noticias.

Certerum Abogados le informa que los datos de carácter personal que nos proporcione al completar el presente formulario serán tratados por el responsable de esta Web. La finalidad de la recogida de los datos personales solicitados es poder enviarle nuestras publicaciones sobre servicios, novedades jurídicas o artículos de nuestro blog. Para conocer los detalles de responsabilidad, almacenamiento, ejercicio de derechos y demás información sobre la protección acceda a nuestra política de privacidad

Suscríbete

Una respuesta a “¿Régimen de gananciales o separación de bienes?”

  1. jose dice:

    Un muy buen artículo sobre la [color=333][https://abogados.vip]separación de bienes[/url][/color], enhorabuena por la información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2019 Certerum Abogados. Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Hecho con por bilnea